Loreto Contreras

SOBRE MI

Soy Loreto Valentina Contreras Herrera. Nací en Santiago de Chile, 1982.

Mi formación académica formal se inició estudiando Arte en el ciclo básico de la U. de Chile y desde ahí comencé a explorar diferentes formas de abordarlo. Estudié dos años de Licenciatura en Arte en la UPLA, un año de pintura en la Escuela de Bellas Artes de Valparaíso, y Cine con mención en Fotografía en la Escuela de Cine de Chile de la cual egresé.

En el año 2006 comencé mi ruta del hacer con Zurza, un proyecto de vestuario  co-creado con mi hermana Andrea Contreras. 

Luego de esta experiencia, el 2013 decidí dedicarme completamente a un camino personal que se estaba haciendo cada vez más fuerte: el arte y el auto-conocimiento.

El auto-conocimiento ha sido una poderosa y latente dirección en mi trabajo. Así llegué a un hito esencial; el encuentro con mi «ser mujer». Comprendí que para avanzar en este proceso e integrar las experiencias, era primordial reconocer mi propia naturaleza, pues este es el lugar desde el cual se reciben, interpretan y expresan. Así me sumergí en las profundidades de lo que para mí ha significado habitar este cuerpo y visibilizar los desafíos personales y culturales que me han marcado. El primer paso en torno a esta inquietud fue re-conocer el ritmo de mi ciclo menstrual; un viaje revelador y certero para todo lo que buscaba.

Así nació la primera Agenda Menstrual que creé en el 2014, y que ya va en su tercera edición (2019). Este ha sido un proyecto fundamental porque pude comprender que mi trabajo artístico necesita estar al servicio de los cambios de paradigmas que estamos viviendo. Es esencial para mí ser parte activa de la re-significación de lo que es «ser mujer» desde lo íntimo a lo social/cultural/político y contribuir a develar y acompañar las travesías de nuestras de-construcciones y descubrimientos desde el arte.

Mi hacer artístico está íntimamente ligado a mis procesos personales, siendo a la vez mi fuego y mi columna vertebral para atravesarlos. Pero a la vez el arte no puede separarse del colectivo y de la historia desde donde surge; el arte es memoria personal y colectiva, es visibilización y transformación.

 

 
 
 
 
 
 
 
Scroll al inicio