Meditación para la sanación de nuestros linajes

Siéntate en un lugar cómodo, cerca de tu altar si tienes uno, o crea un altar para este momento con lo que te haga sentido;

encender una vela, un incienso o lo que te permita entrar en tu espacio sagrado.

Respira profundo varias veces hasta que te sientas relajada y conectada contigo.

Comienza a visualizar una luz dorada en tu corazón, observa que al respirar esta se va expandiendo hasta que te envuelve como una esfera dorada de protección.

Ahora viaja a tu corazón, sigue respirando, permitiendo que el corazón respire y se abra.

Percibe, siente y visualiza eso que te está haciendo ruido en este último tiempo, un dolor, obstáculo, problema o herida,
intenta observarlo y empieza a viajar hacia atrás hasta encontrar su raíz, intenta llegar lo más atrás que puedas en tu linaje.
Si no lo sabes conscientemente solo visualiza una raíz desde el conflicto o dolor que tienes en este momento.

Una vez lo tengas comienza a entregar luz violeta a esa imagen, envuélvela con luz violeta brillante por el tiempo que sientas
y luego cambia el color y entrégale luz rosa, siente como se ablanda, se entibiece y enternece con esta entrega.

Permite que aparezcan imágenes, comprensiones y tal vez palabras sanadoras, permite el movimiento natural que se generará en la visualización. Tómate el tiempo necesario.

Respira profundo

Ahora concentra la intención en tu plexo solar, y conéctate con la voluntad de trascender y ordenar este aspecto de tu vida, siente la fuerza y certeza de querer hacerlo, observa que esta intención te recorre desde los pies a la cabeza. Permite que te centre.

¿Qué parte de ti puedes nutrir para liberarte?

Cuando lo tengas, escríbelo con toda tu certeza y claridad en un papel y en tu corazón.

Vuelve a la visualización y observa como se fortalece en ti ese aspecto que te ayuda a trascender esta herida, agárrate fuerte de esa tú, es la hebra que te sostiene y te ayuda a atravesar la dificultad, mira como se fortalece esa parte de ti y disfruta como se siente la liberación en todo tu cuerpo.

Respira

Y finalmente entrégate luz rosa a toda tú, hónrate
por hacer este viaje valiente, entrégate confianza, amor, y visualiza todo lo que tienes en este momento y que te está ayudando a atravesar lo difícil y a avanzar por tu camino, personas y cosas. Obsérvalas y hónralas.

Hónrate por ser la heroína de este viaje.

Respira profundo y cuando lo sientas abres los ojos.

Loreto Contreras Herrera

Scroll al inicio